Es importante un buen estado nutricional en los pacientes con EPOC, estar muy delgado (índice masa corporal menor a 21)   es un signo de mal pronóstico en pacientes con enfisema y en el otro extremo la obesidad, frecuente en bronquíticos crónicos, dificulta la mecánica ventilatoria.

Además la sensación de falta de aire (disnea) llevar una vida sedentaria y como consecuencia aumento de la grasa, disminución de la musculatura y la aparición de osteoporosis circunstancia favorecida también por algunos medicamentos.

Finalmente los pacientes con EPOC suelen asociar enfermedades cardiacas muy influenciables por los hábitos alimenticios

Los siguientes ocho consejos serán especialmente útiles para pacientes en fases evolucionadas de la enfermedad

1.- Coma despacio masticando muy bien la comida y evite bebidas gaseosas y alimentos que provoquen gases. La distensión abdominal por los gases aumenta su sensación de falta de aire

2.- Coma con mucha frecuencia pero poca cantidad. Se recomiendan 5 ó 6 comidas repartidas a lo largo del día

3.- Si su médico le tiene recomendado oxigenoterapia domiciliaria utilícela mientras come y después de comer. La digestión incrementa las necesidades de oxigeno por el aumento del metabolismo.

4.- En periodos de reagudización en los que se encuentre peor procure ingerir alimentos de consistencia blanda

5.- No abuse de la cafeína

6.- Tome liquido con frecuencia en pequeñas cantidades y fuera de las comidas, una buena hidratación fluidificará sus secreciones. Tenga precaución en caso de padecer también de insuficiencia cardiaca porque el exceso de liquido le puede descompensar

7.-Tome con frecuencia leche, yogures, quesos y legumbres para prevenir la osteoporosis

8.- Sea moderado con la sal ya que retiene líquidos sobrecargando la función cardio-respiratoria. En este sentido cuidado con las conservas, embutidos, quesos curados, mojama, jamon…