Diagnosticar un síndrome de apneas durante el sueño no es especialmente complicado. Tras la sospecha clínica realizamos un estudio del sueño y si el paciente presenta más de cinco apneas o hipoapneas en cada hora de sueño ya esta diagnosticado.

El problema es tener claro cuándo tenemos que recomendar tratamiento con CPAP en pacientes con un  síndrome de apneas durante el sueño de carácter leve o  moderado.

Si finalmente decidimos comenzar tratamiento con CPAP aún no han acabado nuestros problemas. La adaptación y tolerancia por parte de los pacientes a la CPAP no siempre es fácil, veamos los once problemas más frecuentes.

 

1.-La mascarilla es incomoda y me cuesta trabajo quedarme dormido.

Las incomodidad o disconfort  es referido por el  30-50% de los paciente y la solución pasa por ajustar mejor la mascarilla, ajustar los arneses o buscar otros modelos de mascarilla

2.- Amanezco con las marcas de las correas en la cara

El eritemafacial ocurre en el  20-34% de los casos y mejora aflojando los arneses ligeramente, pero siempre  teniendo cuidado de que no se produzcan fugas de aire entre la mascarilla y la cara porque perdemos eficacia y pueden aparecer complicaciones si el aire incide sobre los ojos.

3.- No aguanto la CPAP me agobia, me crea ansiedad

La claustrofobia es referida por el  5-10% de los pacientes se puede solucionar usando mascarillas más pequeñas por ejemplo las olivas nasales o emplear algún tipo de sedación suave que no provoque relajación muscular

4.- La mascarilla me provoca granitos alrededor de la nariz

El 5-10% de los paciente presentan rash aceiforme para el que se recomienda emplear soluciones tópicas con esteroides o antibióticos

5.- Tengo una úlcera en la raíz nasal

La escara nasal (5-10%) es una complicación grave que a veces dificulta cumplimentar el tratamiento y que debemos saber prevenir y tratar.

Las medidas de prevención se basan en medios mecánicos como buscar la mascarilla apropiada, evitar la presión excesiva del arnés, o usar separadores frontales que adistribueyen la presión de la mascarilla entre la raíz nasal y la frente del paciente. Además, se pueden usar soluciones protectoras como Corpitol® antes de aplicar la máscara.

Una vez que ya aparece la úlcera se usan apósitos hidrocoloides. En caso de exudado purulento o fiebre se emplean antibióticos.

6.- El aire se me escapa haciendo ruido y despierta a mi pareja

La aparición de fugas es el problema mas frecuente (80-100%)

Hay que explicar al paciente la importancia de ajustar bien la máscara y los arneses, incentivar el cierre de la boca si hicera falta incluso con un  sujeta-mentón. En otras ocasiones es preciso, usar máscaras orofaciales o reducir la presión inspiratoria ligeramente.

Como hemos comentado antes las fugas restan eficacia al tratamiento y favorecen la apricion de efectos secundarios

7.- Con la CPAP se me obstruye la nariz

El tratamiento tópico con suero salino y/o corticoides tópicos controla la congestión y obstrucción nasal. Que ocurre en el 20-50% de los pacientes

8- Amanezco con la boca seca

La sequedad generalmente obedece a la presencia de  fugas bucales y se puede evitar  usando  sujeta-mentón o una mascarilla oronasal, también puede ser debido a presiones excesivas.

Acoplar un humidificador / calentador soluciona la mayoría de los casos. La refieren el 10-20 %

9- Con la CPAP amanezco con legañas y los ojos están rojos y me pican

La irritación ocular ocurre en el  10-20% de los pacientes, es producida por fuga de aire hacia los ojos. Hay que comprobar el ajuste de la máscara y ajustar bien los arneses. Si no es suficiente, reducir la presión inspiratoria.

10.- Dolor de nariz u oído.

Se soluciona disminuyendo la presión inspiratoria, lo refieren el 10-30% de los pacientes

11- Amanezco con la barriga hinchada y flatulencias

Con presiones elevadas algunos pacientes (5-10%) degluten el aire  evitar por lo que hay que  presiones inspiratorias muy altas y mejorar la adaptación al respirador. Se pueden usar fármacos como la simeticona para aliviarlo.