Mañana 31 de mayo se celebrará el Día Mundial sin Tabaco por lo que queremos hacernos eco de la nota de prensa que NEUMOSUR ( Asociacion de Neumología y Cirugía Torácica del Sur) ha preparado para este día tan señalado para los neumólogos:

Neumosur recuerda que esta sustancia adictiva es responsable directa de 60.000 muertes anuales en España

Un año más, la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (NEUMOSUR) recuerda que el tabaquismo es responsable directo de, al menos, 60.000 muertes anuales en nuestro país y supone un gasto sanitario y social de un 1,7% del PIB nacional, cifra cuya cuantía asciende a casi el doble de los impuesto que el Estado recauda por ese concepto.

Neumosur confirma que el tabaco es factor causante de las enfermedades con mortalidad más prevalentes en nuestro medio como el cáncer, las enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cerebrovasculares. Concretamente, el tabaquismo es la causa más importante de cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), siendo además el agente causal o relacionado de, al menos, una treintena más de problemas de salud.

España ocupa el noveno lugar en Europa en tabaquismo y en la actualidad el consumo de tabaco en nuestro país tiende a la baja gracias, en parte, a medidas de protección de la salud como la prohibición de fumar en lugares de trabajo y espacios públicos.

Frente a la actual moda de los cigarrillos electrónicos desde Neumosur afirman que no se ha demostrado que ayuden a dejar de fumar y aún se desconocen su seguridad y sus efectos a largo plazo.

El tabaco en Andalucía

En Andalucía contamos con una de las tasas de fumadores más altas de Europa entre la población adolescente, un 30%, cuyo perjuicio para la salud se manifestará de forma progresiva en las próximas décadas, y un 27% de fumadores en la población adulta.

Por provincias, Jaén cuenta con el mayor porcentaje de población fumadora de Andalucía (39,7%), seguido de Córdoba (37,9%) y Cádiz (33,5%), que están por encima de la media de consumo en nuestra comunidad (33%). Por debajo de esta media se sitúan las provincias de Málaga, que es la que tiene menor porcentaje de población fumadora (29,7%), Granada, Almería, Sevilla y Huelva.

Neumosur reclama la financiación de los tratamientos para dejar de fumar

En consecuencia, la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur insiste en la necesaria implicación de las administraciones para la financiación de tratamientos farmacológicos que han demostrado su seguridad y eficacia para ayudar a los pacientes a dejar de fumar. Neumosur recuerda que un estudio reciente demuestra que la financiación del tratamiento farmacológico en pacientes fumadores con EPOC (en torno al 40% del total de estos pacientes), no sólo supone una ganancia en términos de calidad de vida y disminución de la mortalidad, sino que, además, constituye un ahorro para Andalucía de, al menos, 1 millón de euros a partir del cuarto año de su puesta en marcha; cifra que aumenta de forma progresiva con el paso de los años. Actualmente, Andalucía es la cuarta comunidad donde más personas intentan dejar de fumar y la segunda en la que los fumadores realizan cinco intentos o más para lograrlo.

“El tabaco, una amenaza para el desarrollo”

Bajo este lema, la Organización Mundial de la Salud, insta este año a que los países prioricen y agilicen los esfuerzos para luchar contra el consumo de tabaco en el marco de las medidas relacionadas con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Además de salvar vidas y reducir desigualdades sanitarias, los programas de lucha antitabáquica ayudan a limitar las consecuencias negativas para el medio ambiente del cultivo, la producción, el comercio y el consumo de tabaco.

Neumosur pone de relieve los riesgos para la salud asociados con el tabaquismo y aboga por políticas eficaces para reducir su consumo, recordando que el tabaquismo es perjudicial para cualquier persona independientemente de su edad, sexo, raza, cultura y educación. Causa sufrimiento, enfermedades y fallecimientos, empobrece a las familias y debilita las economías nacionales. Obliga a aumentar el gasto sanitario, produce una reducción de la productividad y genera costos sustanciales para la economía de los países. Además, agrava las desigualdades sanitarias y la pobreza, ya que las personas más pobres dedican menos recursos a necesidades básicas como alimentación, educación y atención sanitaria.

Los efectos del tabaco en la salud:

Entre las más de 4.000 sustancias del tabaco, 200 son tóxicas y 40 de ellas cancerígenas como el arsénico, el plomo, el alquitrán, el fenol o el cresol, entre otras. De ahí que el consumo de tabaco se considere el principal factor causante de entre el 16-40% de los cánceres:

  • Pulmón: 85%.
  • Cavidad oral (boca): 92% en hombres y 61% en mujeres.
  • Laringe: 83%.
  • Esófago: 80%.

Más del 90% de los casos de EPOC están relacionados con el humo del tabaco. Además, el tabaco es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y la primera causa aislada de mortalidad prematura.

La OMS incluye la exposición pasiva al humo del tabaco dentro del grupo de agentes cancerígenos humanos. El riesgo de sufrir enfermedades coronarias entre quienes conviven con personas fumadoras es un 25% más alto y entre un 20 y un 50% más elevado el riesgo de padecer cáncer de pulmón. El humo del tabaco afecta especialmente a la población infantil en el que aumenta el riesgo de sufrir infecciones respiratorias altas, otitis media, sinusitis, bronquitis, neumonías y asma.

En los próximos años se espera un aumento de la mortalidad entre las mujeres debida a cánceres, sobre todo de pulmón, porel precoz inicio del tabaquismo y al aumento de la prevalencia del consumo en este grupo de población.